The broadcast that dries Anibals tears

By Fabián Armijos | Ecuador in South America

Atravesando una separación familiar, Aníbal C. tuvo que irse a vivir con su mamá. El ingeniero civil recuerda con nostalgia que se sentía muy decaído y cuando llegaba del trabajo se encerraba en su cuarto a llorar como un “bebé” recordando a sus hijos.

Pero un día empezó a buscar emisoras, y de pronto salió “Ondas de Esperanza” con un mensaje que tocó su corazón. En ese momento le animó y Aníbal manifiesta que fue como refrescarse su espíritu. Al siguiente día, buscó el dial de la radio para escucharla, y desde ese momento fue su compañera. Como anécdota, comenta que iba escuchando la radio en el auto y cuando llegaba a su hogar enseguida prendía la que tenía en su casa para no perderse los mensajes, música, etc. Así nos cuenta cómo empezó a escuchar la radio por casualidad.

“La radio fue mi soporte en esos momentos porque quería hacer cosas incorrectas ya que se me presentaban muchas tentaciones, pero enseguida se me venía a la mente los consejos que escuchaba en los programas como ser íntegro y vivir una vida recta para seguir adelante.” Con alegría, Aníbal recuerda también que empezó a trabajar en la parte rural de la provincia de Loja y siempre escuchaba la radio mientras viajaba: “En una ocasión estaba viajando con mis compañeros y les pregunté si les molestaba escuchar la radio para cambiar el dial, ellos me dijeron que no, porque consideraban bonitos los mensajes que se hablaban.”

El propósito más importante de la radio es compartir el mensaje de esperanza que nos ofrece Dios a través de la obra de Jesucristo. Así que también Aníbal pudo reconocer la necesidad de conocer a Jesucristo por medio de los programas de la radio. Tomó la decisión de recibir a Jesucristo como su Salvador y Señor, aunque por el momento no se congrega en una iglesia local.

Con los años, Aníbal se casó nuevamente y desde entonces, con su nueva esposa, escuchan la emisora. “Si no hubiera sido por la radio, no sé dónde podría estar en estos momentos. Mi esposa también conoció al Señor y Dios nos ha fortalecido en nuestro matrimonio. Cuando hay problemas siempre recordamos los mensajes que nos atraen hacia Dios.”

¡Gracias por su apoyo para que la radio pueda seguir siendo una herramienta para tocar muchos corazones más con el mensaje de esperanza!

Por favor ore por:

• Aníbal y su familia. Ore para que muchas personas más en Loja escuchen la verdad a través de los mensajes de la radio “Ondas de Esperanza” y que encuentren esperanza para sus vidas.
• el pronto retorno en Frecuencia Modulada (FM), especialmente por los trámites que están en el Gobierno.
• voluntarios para la realización de programas locales.
• sustento económico para mantener el ministerio.

SIM Asset Publisher Portlet

Publicador de contenidos

SIM Asset Publisher Portlet

Publicador de contenidos

Related stories

The seed planter

This week we were privileged to hear the testimony of a man whose life was eternally changed by a simple question. We invited Martin to sit around a table on our back porch to share with us how the Lord saved him, and how God opened his eyes to the truth of the Gospel. This is Martin’s story.

‘Nuestro primer encuentro con oyentes de la radio en la provincia de Loja’

The Waves of Hope Radio Ministry team took part in a local event where around 90 children were influenced for the gospel.

Un viaje en carro y el evangelio

Murray y su compañero de trabajo oraron para que Anita estuviera abierta a escuchar acerca del evangelio durante su viaje en carro. Mientras conducían, pasaron frente a una casa que tenía un versículo de la Biblia escrito en la pared, lo que provocó una conversación sobre la fe y el mensaje de salvación a través de Cristo.

Recovered health and renewed faith

Louise and a team from ELWA Hospital traveled to a remote village for a pop-up clinic. While there they treated many patients. One of these was a boy whose father had prior doubts about Christianity. Thanks to medication the team brought, the boy's health was restored, and in turn, his father's faith was renewed.