‘Nuestro primer encuentro con oyentes de la radio en la provincia de Loja’

By Fabian Armijos | Ecuador in South America

Waves of Hope Radio Ministry team.

El equipo del ministerio Radio Ondas de Esperanza tuvo un encuentro cara a cara con algunos de sus oyentes por primera vez y compartió el evangelio de Jesús con 90 niños. 

Viajaron por primera vez al pueblo para conocer en persona a sus oyentes. 

El equipo, que trabaja desde la ciudad de Loja, viajó al pueblo de Gonzanamá para un evento especial organizado por una iglesia local. 

El equipo puso en marcha un programa para alcanzar tanto a los niños de la comunidad como a sus padres. 

Con gran alegría, Adriana Abendaño, miembro del equipo se refirió al evento de la siguiente manera, “Hoy podemos dar testimonio acerca de 90 niños de Gonzanamá que pudieron conocer a Jesús como su Salvador personal, y es nuestra oración que sus padres también puedan llegar a conocerle.” 

Es la intención del equipo ministerial el poder construir y fortalecer las relaciones entre ellos y sus oyentes. 

La radio es un medio de comunicación clave para muchas personas en estas comunidades remotas, es por esto que visitas de esta naturaleza son una maravillosa forma de solidificar las relaciones con los oyentes. También brindan al equipo una gran oportunidad para compartir el amor de Cristo de manera personal. 

El equipo planea continuar visitando estas comunidades realizando programas en vivo desde estos lugares remotos. En las semanas próximas, un misionero de SIM hará un seguimiento a estos niños y comenzará a discipularlos. 

MaGu Japa, quien formó parte del equipo ministerial, impactada por la experiencia, expresó:” para mí, fue una experiencia muy edificante…el poder ver a los niños atentos y felices con la enseñanza fue algo que llenó mi corazón. Aunque durante aquel tiempo estuvimos enfocados en ellos, sus padres también pudieron escuchas las buenas nuevas 

de salvación, esto avivó en mi el deseo de continuar compartiendo el evangelio de Cristo a otros.” 

Jenny Cabrera, quien participó como voluntaria, expresó: ”la experiencia de compartir con los jóvenes y niños de Gonzanamá este fin de semana fue muy enriquecedora. Qué especial fue el ver sus rostros cuando comprendieron la historia de la Creación, el amor que Dios les tiene, y las Buenas Noticias del evangelio. Sus padres fueron bastante receptivos cuando los niños les compartieron lo que habían aprendido. ” 

Recientemente el equipo de Ondas de Esperanza expandió su cobertura a Gonzanamá, Cariamanga, Sozoranga, Macará, y sus alrededores. Anteriormente la radio era solo escuchada en Loja y Catamayo. Puede visitar el ministerio radial Ondas de Esperanza en su página web www.oeradio.org Y puede escuchar sus programas en la aplicación móvil OE Radio. 

 

Por favor ore por: 

-Los niños y familias que recibieron el Evangelio en Gonzanamá, y por las oportunidades de discipulado despues de este evento. 

-Que más oyentes sean ganados para Cristo. 

-Más oportunidades para viajar a los nuevos lugares ahora alcanzados por la señal de radio.

SIM Asset Publisher Portlet

Publicador de contenidos

SIM Asset Publisher Portlet

Publicador de contenidos

Related stories

Problems, or possible adventures?

Often, serving in mission looks different from how we first envision it. Read how a worker in Asia is finding a 'sweet-spot' in an environment and role full of unexpected challenges.

Harvest joy among the Yao people

Ministry to the Yao of Malawi has resulted in the establishment of a church who, last year, completed and dedicated a brand new building. Now it is helping them to be even more effective among their community.

A church where the stone was first cast

Forgiveness shown by Sports Friends' workers in Malawi after a physical assault resulted in many people coming to know the love of God in a relationship with Jesus.

Born-again Kuba seeks God’s priorities in Poland

Despite having grown up and been active in the church in Poland much of his life, a time of doubt and disconnection led Kuba into a new depth of relationship with God. Now he is seeking to share the good news he found with others in his homeland and beyond.