Un viaje en carro y el evangelio

By Murray Greenwood y Savannah Brewer | Ecuador in South America

Foto representativa vía Unsplash.

Es costumbre en la provincia de Loja, Ecuador, que las personas les pidan una vuelta a los carros que pasan por los pequeños pueblos de la región. 

Así fue como Murray conoció a Anita*. 

Anita era una profesora de álgebra de secundaria que buscaba quien la llevara a medio camino de regreso a Loja. Murray y su compañero de trabajo ecuatoriano oraron para que el corazón de Anita se abriera para recibir el evangelio y para que los espíritus malignos y las distracciones fueran restringidas durante este tiempo juntos en el viaje. 

Intercambiaron las cortesías de rigor y detalles sobre sus vidas antes de pasar por una casa que tenía escrito en grandes letras, "Juan 14:6". 

Jesús le dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie viene al padre sino por mí”. 

“Mientras pasábamos”, dijo Murray, “leí el verso en voz alta y le pregunté a Anita si alguna vez había escuchado ese versículo. Ella respondió que no. 

Murray expresó el significado que este versículo tenía en su propia vida, “enfatizando que Jesús dijo que nadie puede venir a Dios Padre sino sólo a través de Él”. 

Al preguntar sobre la exposición personal de Anita a la Biblia, Murray pronto se dio cuenta de que Anita sólo estaba al tanto de la historia del nacimiento de Jesús en la Biblia, y de la primera parte de Génesis. 

Murray opinó: “El enfoque central y constante en 'Santa María, Madre de Dios' posiblemente ha dado como resultado que el “catolicismo popular latinoamericano” trate a María como si fuera la 'fuente de la cual proviene Dios', quien a un gran costo personal le dio un hijo para la salvación del mundo, viéndola como aquella que responde a la oración y comprende nuestros problemas y el dolor de las luchas de la vida cotidiana”. 

En la conversación con Anita, Murray conectó Génesis 1, Juan 1:1-3 y Juan 1:14, enfatizando que el Dios del que ella había leído en Génesis era el mismo que el salvador del que había leído en la historia de la natividad, lo que significaba que Jesús había existido ya antes de María.  

“En ese momento”, dijo Murray, “Anita parecía un poco sorprendida y comentó que nunca había escuchado eso antes, o que nunca se había dado cuenta antes”. 

“Pasé a hablar sobre cómo Jesús sabía acerca de nosotros antes de la creación”, dijo Murray, “que era Su PLAN, incluso antes de la creación, venir a salvarnos muriendo por nuestros pecados en la cruz”. 

Murray y su amigo luego le compartieron a Anita sobre las profecías que predijeron a Cristo en Isaías y Génesis. También mencionaron Juan 3:16 y la promesa de la vida eterna para los que creen. Es decir, los que creen específicamente EN JESÚS. Volviendo a Juan 14:6—ÉL es el único camino al Padre. Cuando parecía que Anita entendía este sencillo mensaje del evangelio, Murray explicó que somos salvos por medio de la fe en Cristo y demostró en voz alta un ejemplo de oración que expresa esa fe sencilla. 

Después se quedaron por un rato en silencio durante el largo viaje en carro, solo para procesar lo que habían estado hablando. El amigo de Murray mencionó haber visto lágrimas en los ojos de Anita. 

El viaje de una hora y media finalmente llegó a su fin. Murray oró en silencio para que Anita no perdiera este mensaje del evangelio en su cabeza. 

Murray y su amigo ecuatoriano quizás nunca sepan en la tierra si Anita vino a Cristo, pero se plantó una semilla por el evangelio que compartieron. 

Sus oraciones fueron respondidas ya que Anita estaba muy abierta a este mensaje del evangelio. 

 
* Nombre cambiado 

 

Por favor oren por... 

- el corazón de Anita, que se vuelva hacia Cristo mientras procesa lo que escuchó. 

- obreros misioneros en Ecuador al presentar el evangelio claramente e intencionalmente. 

- creyentes en los pueblos de la parte rural de la provincia de Loja. Algunos de ellos son hechos a un lado por su fe. 

 

 

SIM Asset Publisher Portlet

Publicador de contenidos

SIM Asset Publisher Portlet

Publicador de contenidos

Related stories

A scalpel and a bible

Have you ever wondered what it means to be an outreach surgeon? Through their work, they not only heal bodies but also point to Jesus, the ultimate healer and source of eternal hope. His love and grace sustain them in this work. Dr. Sam Fabiono shares what his role as a surgeon involves and how surgeons like him are transforming lives and guiding others to Jesus in their time of need.

SIM.org Website Survey

We value your opinion! Help us improve your website experience by taking a quick, 2-minute survey. Your feedback is important to us, so please complete the survey by Monday, July 22nd.