La Palabra de Dios ayudó a unir a mi familia

By Tanya | Ecuador in South America

Durante casi ocho años trabajé en una empresa gubernamental en Ecuador. Me ganaba la vida de forma estable, ya que era permanente. Pensé que trabajaría allí hasta la jubilación, pero luego llegó la pandemia de COVID-19.

Al principio, mis compañeros y yo trabajábamos desde nuestros hogares. Pero a medida que la economía del país se deterioró gravemente, el gobierono decidió cerrer la empresa donde laboraba. Al principio, no pensé que iba a perder mi trabajo, así que me lo tomé con calma.

Pero con el pasar del tiempo llegó el día de la notificación del despido. Fue un golpe muy duro ya que contaba con un sueldo fijo para cubrir las necesidades básicas de mi hogar. Estaba preocupado y pensé: “Y ahora, ¿qué voy a hacer? ¿Con qué solventaré mis deudas?”

En todo este tiempo mi amiga Darnelle comenzó a enviar lecciones bíblicas para mi hijo de cuatro años. Darnelle trabaja con SIM en Loja, y la conocí a través de una pequeña plantación de iglesia en la que está involucrada.

Con las lecciones, comencé a enseñarle historias bíblicas a mi hijo, ya que dedicaba más tiempo al cuidado de mis hijos. A mi hijo le gustaban mucho y, como familia, estábamos aprendiendo más sobre la palabra de Dios.

Tuve muchos conflictos con mi hija adolescente y no sabía cómo seguir adelante. Darnelle ha comenzado a discipular a mi hija y a pasar tiempo con ella cada semana. Y como yo también pasé más tiempo con ella en casa, nuestra relación ha mejorado significativamente. Ella se tranquilizó mucho durante este tiempo y apreció más los esfuerzos de nosotros como padres.

En algunos momentos, tenía preguntas como "¿Por qué me pasó esto a mí?", Pero ahora puedo ver cómo Dios usó esa situación para enseñarme mucho. Al enseñarle a mi hijo, la Palabra de Dios nos ha guiado a crecer en unidad como familia. Ahora nos llevamos mucho mejor y disfrutamos de un mejor ambiente en casa. Doy gracias a Dios por su ayuda en las dificultades y por utilizar a personas maravillosas que me animaron en mi camino en momentos de oscuridad.

Ore

• Por Tanya y su familia en este momento difícil, por la obra de Dios y por paz en ellos.

• Para que Tanya se involucre en el ministerio de niños en la iglesia a la que asiste, ya que ella conecta bien con los niños.

• Por dirección de Dios para aquellos en el equipo de SIM Ecuador que están plantando y fortaleciendo iglesias en el área rural de la provincia de Loja y por corazones abiertos de las personas con las que trabajan.

SIM Asset Publisher Portlet

Publicador de contenidos

SIM Asset Publisher Portlet

Publicador de contenidos

Related stories

‘Nuestro primer encuentro con oyentes de la radio en la provincia de Loja’

The Waves of Hope Radio Ministry team took part in a local event where around 90 children were influenced for the gospel.

Un viaje en carro y el evangelio

Murray y su compañero de trabajo oraron para que Anita estuviera abierta a escuchar acerca del evangelio durante su viaje en carro. Mientras conducían, pasaron frente a una casa que tenía un versículo de la Biblia escrito en la pared, lo que provocó una conversación sobre la fe y el mensaje de salvación a través de Cristo.

Recovered health and renewed faith

Louise and a team from ELWA Hospital traveled to a remote village for a pop-up clinic. While there they treated many patients. One of these was a boy whose father had prior doubts about Christianity. Thanks to medication the team brought, the boy's health was restored, and in turn, his father's faith was renewed.

Rejoicing in hope

Life can often be difficult for women and children living in Central Asia. A new crisis centre aims to equip these women with practical and occupational training, as well as medical and psychological care. Through God's faithfulness the centre is now being constructed.