Called back home

By José Gutierrez | Ecuador in South America

Después de varios años viviendo en la ciudad de Loja, Servio y su familia sintieron el llamado de Dios para regresar a su pueblo natal de Orianga para plantar una iglesia. Orianga se encuentra en el área rural montañosa de la provincia de Loja, con aproximadamente 2200 personas viviendo en un lugar remoto y una forma de vida muy sencilla. No había creyentes testificando a Cristo ni una iglesia bíblica para alcanzar esa comunidad con el Evangelio. Pero la familia de Servio respondió a esa gran necesidad obedeciendo al llamado de Dios.

Cuando los conocimos, nos impresionaba cómo servían fervientemente en una iglesia local en la ciudad de Loja, con corazones generosos y llenos de ánimo.

Servio, el padre, tuvo la oportunidad de participar en ESI*, en uno de los dos primeros grupos en la historia de “Equipando Siervos” en Loja, Ecuador. Su esposa Esperanza también formó parte del primer grupo de mujeres que deseaban ser equipadas para el ministerio. Debido a sus largos días de trabajo y su educación sencilla, fue un desafío grande para Servio y su esposa a sacar el tiempo para completar todas las tareas. Sin embargo, semana tras semana, ambos llegaban con las tareas hechas y listos para compartir con sus compañeros de clase. Fue alentador ver cómo cada uno de los dos, poco a poco, fueron respetados por los demás en sus grupos cuando compartían sus trabajos y lo que estaban aprendiendo sobre cada tema del curso. Siempre se podía contar con ellos para escuchar comentarios perspicaces y sinceros para sus grupos.

Cuando estábamos planeando la ceremonia de clausura para el semestre final, Servio y su familia sintieron el llamado de Dios de regresar a su pueblo natal para compartir las Buenas Nuevas con la gente de Orianga y lo que Jesucristo ha hecho en sus vidas personales. Obedecieron al llamado de Dios dejando atrás la vida más cómoda en la ciudad de Loja, y desde hace varios meses han estado invirtiendo su tiempo y su testimonio para compartir el corazón de Dios con los vecinos y la gente allí. Dios ha tocado vidas a través de ellos, y ahora están dirigiendo a un grupo de creyentes siendo una bendición, especialmente cuando tienen la oportunidad de compartir o enseñar la Palabra de Dios.

Servio y su familia siguen siendo un ánimo para quienes los conocen y para nosotros, ya que se dejan usar por nuestro Dios. - José Gutiérrez

 

* ESI = Equipando Siervos Internacionales es un programa de capacitación que desea animar a los pastores y líderes de la iglesia a continuar estudiando la Biblia, a ser fieles a las Escrituras y a rendir cuentas los unos con los otros. Para más información: www.esiinternational.org

 

Peticiones de oración:

- Oremos por valientía y perseverancia para la familia de Servio mientras que plantan una iglesia en Orianga. Oren por corazones abiertos de las personas allá.

- Oremos para que sigamos animando a las iglesias de Loja a crecer en el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesúcristo a través del estudio de Su Palabra. Oremos por los grupos semanales de ESI.

- Oremos para que más misioneros vengan a unirse a nosotros para equipar a pastores y líderes aquí en la ciudad de Loja y en sus áreas rurales.

 

SIM Asset Publisher Portlet

Publicador de contenidos

SIM Asset Publisher Portlet

Publicador de contenidos

Related stories

The seed planter

This week we were privileged to hear the testimony of a man whose life was eternally changed by a simple question. We invited Martin to sit around a table on our back porch to share with us how the Lord saved him, and how God opened his eyes to the truth of the Gospel. This is Martin’s story.

‘Nuestro primer encuentro con oyentes de la radio en la provincia de Loja’

The Waves of Hope Radio Ministry team took part in a local event where around 90 children were influenced for the gospel.

Un viaje en carro y el evangelio

Murray y su compañero de trabajo oraron para que Anita estuviera abierta a escuchar acerca del evangelio durante su viaje en carro. Mientras conducían, pasaron frente a una casa que tenía un versículo de la Biblia escrito en la pared, lo que provocó una conversación sobre la fe y el mensaje de salvación a través de Cristo.

Recovered health and renewed faith

Louise and a team from ELWA Hospital traveled to a remote village for a pop-up clinic. While there they treated many patients. One of these was a boy whose father had prior doubts about Christianity. Thanks to medication the team brought, the boy's health was restored, and in turn, his father's faith was renewed.