Álvaro ve la verdad acerca de Jesús

By Priscilla d'Varga and Carlos Ruiz | Ecuador in South America

Brigada medica suple lentes a pacientes Ecuatorianos

Álvaro* había sido alcohólico durante más de la mitad de su vida cuando conoció a Jesús por primera vez. Había conocido a los obreros misioneros durante años, incluso les había alquilado un lugar para comenzar una pequeña iglesia, pero nunca se había comprometido realmente con el evangelio.

Los obreros misioneros allá habían orado constantemente por Álvaro, que tiene más de 60 años, pero fue justo cuando la brigada médica llegó a su remota comunidad en la provincia de Loja, que las cosas comenzaron a cambiar.

Carlos Ruiz, obrero de SIM Ecuador, explica: “El día de la brigada Álvaro vino a pedir unos lentes porque no podía ver bien. Después del chequeo, en un lugar de oración, nos conocimos y le pregunté cómo podía orar por él. Álvaro respondió: "Quiero dejar de beber... He sido alcohólico toda mi vida... Pero ya he intentado todo…"

“Le pregunté: ‘¿Te gustaría que Jesús te ayudara a dejar el alcohol?’ Con mucha emoción Álvaro respondió: “Sí, yo quiero”. Y en ese momento, Álvaro reconoció sus pecados ante Dios, se arrepintió y le pidió a Jesús que entrara en su corazón. Ese día Álvaro fue salvo.

Son historias como esta las que inspiran el ministerio de la parte rural de la provinica. También a Priscilla y Andy D'Varga, obreros misioneros estadounidenses en la provincia de Loja en Ecuador. Ellos trabajan de forma independiente, pero están en contacto con colegas de SIM en la misma región y comenzaron la iglesia que se reúne en el lugar arrendado por Álvaro.

Pero el camino para comenzar una iglesia allá nunca ha sido fácil. Priscilla dice: “Somos los primeros norteamericanos que viven en este pequeño pueblo, donde nunca antes había una congregación evangélica. Decir que esta región está cerrada al evangelio sería una gran subestimación...: no solo hay resistencia, sino agresión a la presentación del evangelio.”

“¡Tomó al menos cuatro de los últimos seis años para que la gente nos aceptara en esa comunidad y fuera amigable con nosotros! Después de todos estos años de evangelismo activo y de mostrar el amor de Dios a la gente en diferentes maneras, finalmente tenemos una pequeña congregación en nuestro pueblo, ¡pero todavía es algo bastante nuevo y todavía sentimos mucha persecución!

“Cuando se nos presentó la oportunidad de trabajar con la brigada médica de los EE.UU., pensamos que sería una gran oportunidad para llegar a personas que normalmente no querrían interactuar con nosotros, y eso fue exactamente lo que experimentamos.

“Fue maravilloso trabajar con compañeros misioneros familiarizados con la cultura local, como los de la SIM, quienes entendieron los desafíos de llegar a la gente de la provincia de Loja. Varias personas a las que habíamos estado contactando durante años y orando por todo ese tiempo, tomaron decisiones por Cristo mientras oraban con estos misioneros y con voluntarios de los Estados Unidos”.

En los cinco pueblos visitados por la brigada médica muchas personas de la provincia de Loja experimentaron a Jesús de una manera especial, tal como lo fue para Álvaro. Dios usó este evento para alcanzar a personas que normalmente no hubieran tenido contacto con obreros cristianos.

Carlos dijo: “Álvaro vino ese día por lentes, para poder ver. Pero su ceguera también era espiritual. Encontró la luz de Jesús que realmente da vista a los que están ciegos espiritualmente.”

Trabajar en equipo con personas de diferentes organizaciones y lugares hizo posible todo esto. Fue hermoso, cuando podemos ver el cuerpo de Cristo trabajando juntos, a través de culturas y organizaciones, para hacer exactamente lo que Jesús nos llamó a hacer: ¡compartir las buenas nuevas con aquellos que nunca las han escuchado!

Solos podemos hacer un poco, pero juntos podemos poner el mundo entero patas arriba.

* nombre cambiado

Peticiones de oración:

- ¡Gracias a Dios por las puertas abiertas durante la brigada médica, para compartir el evangelio con tantas personas en los diferentes pueblos de la Provincia de Loja!

- Ore por el seguimiento con las personas que han escuchado el evangelio y respondido al mismo. Que el Espíritu Santo siga obrando en sus corazones y que las semillas sembradas sigan creciendo para una relación personal con Jesús.

- Ore por los obreros misioneros que están trabajando en la Provincia de Loja, que están visitando y conectando con las personas que mostraron interés en estudiar la Biblia y conocer más a Dios. Ore también por su protección y guía mientras experimentan oscuridad espiritual y ataques.

SIM Asset Publisher Portlet

Publicador de contenidos

SIM Asset Publisher Portlet

Publicador de contenidos

Related stories

The seed planter

This week we were privileged to hear the testimony of a man whose life was eternally changed by a simple question. We invited Martin to sit around a table on our back porch to share with us how the Lord saved him, and how God opened his eyes to the truth of the Gospel. This is Martin’s story.

‘Nuestro primer encuentro con oyentes de la radio en la provincia de Loja’

The Waves of Hope Radio Ministry team took part in a local event where around 90 children were influenced for the gospel.

Un viaje en carro y el evangelio

Murray y su compañero de trabajo oraron para que Anita estuviera abierta a escuchar acerca del evangelio durante su viaje en carro. Mientras conducían, pasaron frente a una casa que tenía un versículo de la Biblia escrito en la pared, lo que provocó una conversación sobre la fe y el mensaje de salvación a través de Cristo.

Recovered health and renewed faith

Louise and a team from ELWA Hospital traveled to a remote village for a pop-up clinic. While there they treated many patients. One of these was a boy whose father had prior doubts about Christianity. Thanks to medication the team brought, the boy's health was restored, and in turn, his father's faith was renewed.