La Palabra de Dios ayudó a unir a mi familia

By Tanya | Ecuador in South America

Durante casi ocho años trabajé en una empresa gubernamental en Ecuador. Me ganaba la vida de forma estable, ya que era permanente. Pensé que trabajaría allí hasta la jubilación, pero luego llegó la pandemia de COVID-19.

Al principio, mis compañeros y yo trabajábamos desde nuestros hogares. Pero a medida que la economía del país se deterioró gravemente, el gobierono decidió cerrer la empresa donde laboraba. Al principio, no pensé que iba a perder mi trabajo, así que me lo tomé con calma.

Pero con el pasar del tiempo llegó el día de la notificación del despido. Fue un golpe muy duro ya que contaba con un sueldo fijo para cubrir las necesidades básicas de mi hogar. Estaba preocupado y pensé: “Y ahora, ¿qué voy a hacer? ¿Con qué solventaré mis deudas?”

En todo este tiempo mi amiga Darnelle comenzó a enviar lecciones bíblicas para mi hijo de cuatro años. Darnelle trabaja con SIM en Loja, y la conocí a través de una pequeña plantación de iglesia en la que está involucrada.

Con las lecciones, comencé a enseñarle historias bíblicas a mi hijo, ya que dedicaba más tiempo al cuidado de mis hijos. A mi hijo le gustaban mucho y, como familia, estábamos aprendiendo más sobre la palabra de Dios.

Tuve muchos conflictos con mi hija adolescente y no sabía cómo seguir adelante. Darnelle ha comenzado a discipular a mi hija y a pasar tiempo con ella cada semana. Y como yo también pasé más tiempo con ella en casa, nuestra relación ha mejorado significativamente. Ella se tranquilizó mucho durante este tiempo y apreció más los esfuerzos de nosotros como padres.

En algunos momentos, tenía preguntas como "¿Por qué me pasó esto a mí?", Pero ahora puedo ver cómo Dios usó esa situación para enseñarme mucho. Al enseñarle a mi hijo, la Palabra de Dios nos ha guiado a crecer en unidad como familia. Ahora nos llevamos mucho mejor y disfrutamos de un mejor ambiente en casa. Doy gracias a Dios por su ayuda en las dificultades y por utilizar a personas maravillosas que me animaron en mi camino en momentos de oscuridad.

Ore

• Por Tanya y su familia en este momento difícil, por la obra de Dios y por paz en ellos.

• Para que Tanya se involucre en el ministerio de niños en la iglesia a la que asiste, ya que ella conecta bien con los niños.

• Por dirección de Dios para aquellos en el equipo de SIM Ecuador que están plantando y fortaleciendo iglesias en el área rural de la provincia de Loja y por corazones abiertos de las personas con las que trabajan.

Publicador de contenidos

Publicador de contenidos

Related stories

Teaming up with Pastor Efren

Efrén es uno de los muchos pastores que han trabajado de cerca con SIM. Él completó el ministerio de discipulado mutuo para pastores y líderes, llamado, Equipando Siervos (ESI) que tiene una duración de 2.5 años.

La Palabra de Dios ayudó a unir a mi familia Duplicado 1

Durante casi ocho años trabajé en una empresa gubernamental en Ecuador. Pensé que trabajaría allí hasta la jubilación, pero luego llegó la pandemia de COVID-19.

Tienda de comercio justo misional se abre en EE.UU.

Mientras que muchos negocios han sido afectados por la pandemia de COVID-19, un negocio como misión de SIM que se asocia con artesanos latinoamericanos, ha abierto una tienda de comercio justo en los Estados Unidos.

From affected to involved to infected

Julieta Murillo, director of SIM Latin America, contracted COVID-19, suffered, and recovered with the Lord's help. Read her account.