La Palabra de Dios ayudó a unir a mi familia

By Tanya | Ecuador in South America

Durante casi ocho años trabajé en una empresa gubernamental en Ecuador. Me ganaba la vida de forma estable, ya que era permanente. Pensé que trabajaría allí hasta la jubilación, pero luego llegó la pandemia de COVID-19.

Al principio, mis compañeros y yo trabajábamos desde nuestros hogares. Pero a medida que la economía del país se deterioró gravemente, el gobierono decidió cerrer la empresa donde laboraba. Al principio, no pensé que iba a perder mi trabajo, así que me lo tomé con calma.

Pero con el pasar del tiempo llegó el día de la notificación del despido. Fue un golpe muy duro ya que contaba con un sueldo fijo para cubrir las necesidades básicas de mi hogar. Estaba preocupado y pensé: “Y ahora, ¿qué voy a hacer? ¿Con qué solventaré mis deudas?”

En todo este tiempo mi amiga Darnelle comenzó a enviar lecciones bíblicas para mi hijo de cuatro años. Darnelle trabaja con SIM en Loja, y la conocí a través de una pequeña plantación de iglesia en la que está involucrada.

Con las lecciones, comencé a enseñarle historias bíblicas a mi hijo, ya que dedicaba más tiempo al cuidado de mis hijos. A mi hijo le gustaban mucho y, como familia, estábamos aprendiendo más sobre la palabra de Dios.

Tuve muchos conflictos con mi hija adolescente y no sabía cómo seguir adelante. Darnelle ha comenzado a discipular a mi hija y a pasar tiempo con ella cada semana. Y como yo también pasé más tiempo con ella en casa, nuestra relación ha mejorado significativamente. Ella se tranquilizó mucho durante este tiempo y apreció más los esfuerzos de nosotros como padres.

En algunos momentos, tenía preguntas como "¿Por qué me pasó esto a mí?", Pero ahora puedo ver cómo Dios usó esa situación para enseñarme mucho. Al enseñarle a mi hijo, la Palabra de Dios nos ha guiado a crecer en unidad como familia. Ahora nos llevamos mucho mejor y disfrutamos de un mejor ambiente en casa. Doy gracias a Dios por su ayuda en las dificultades y por utilizar a personas maravillosas que me animaron en mi camino en momentos de oscuridad.

Ore

• Por Tanya y su familia en este momento difícil, por la obra de Dios y por paz en ellos.

• Para que Tanya se involucre en el ministerio de niños en la iglesia a la que asiste, ya que ella conecta bien con los niños.

• Por dirección de Dios para aquellos en el equipo de SIM Ecuador que están plantando y fortaleciendo iglesias en el área rural de la provincia de Loja y por corazones abiertos de las personas con las que trabajan.

SIM Asset Publisher Portlet

Publicador de contenidos

SIM Asset Publisher Portlet

Publicador de contenidos

Related stories

Luis encuentra esperanza en nuestro Redentor

Conocí a Luis en una pequeña comunidad en la parte rural de la provincia de Loja, Ecuador. Trabaja en la construcción de casas y conoce a Jesucristo desde su adolescencia, cuando un amigo le compartió el mensaje de salvación. Sin embargo, Luis ha estado luchando con el alcohol por muchos años.

Ondas de Esperanza nuevamente inundan Loja en FM!

Después de cinco años de silencio, la radio Ondas de Esperanza está de regreso en FM 94.1 para la provincia de Loja en Ecuador.

Club conversatorio en inglés impacta a jóvenes para Cristo

Muchos de los planes e ideas de los líderes del ministerio tuvieron que cambiar. Los participantes del club conversatorio en inglés de El Sendero llamado “REFF” (es decir: “Reflexión, inglés, Amigos y Diversión” por sus siglas en inglés), han descubierto que, aunque ha sido un año diferente, ha sido de gran bendición, ya que usan el inglés para conectarse con los no creyentes.

María y sus primeros frutos

María y su hermana Anita son ahora participantes del proyecto Huerto Familiar Primeros Frutos de SIM en Ecuador.