Gozo al Compartir La Historia de Esperanza
La Biblia es la palabra de Dios, y quizás también podríamos llamarla el libro de la Esperanza. Podemos ver a Dios obrando, y Su plan de salvación a través de Jesús desenvolverse a lo largo de sus páginas. Esto es lo que muchos cristianos han entendido en un pueblo rural de la provincia de Loja. Continúa leyendo para conocer un testimonio del poder de la palabra de Dios en los corazones de Su pueblo, equipándoles para compartir mejor sobre la esperanza que hay en ellos.

By Karine Woldhuis y el equipo ministerial "Equipando Líderes de Iglesias"", Ecuador in América del Sur

El momento de presentar los certificados había llegado. Como buenos latinos, todos estaban muy emocionados de ser parte de la clausura. Había rostros sonrientes mientras los certificados eran entregados y se daban unos a otros apretones de manos para luego tener un tiempo de compañerismo. 

“María se me acercó con un café”, dijo Tomas, misionero de SIM, “con su cara llena de emoción mientras compartía su experiencia conmigo del entrenamiento de la Historia de Esperanza que recién había terminado.” 

“Tomas,” dijo, “Necesito decirle que la semana que me tocó practicar presentando una parte de la Historia de Esperanza, compartía la parte donde Adán y Eva pecaron cuando la serpiente les tentó.  Decidí compartirla con mi hermano en el Señor.  Explicaba la historia recordando lo mejor que podía sobre la caída de Adán y Eva.  Mientras terminaba, fue asombroso ver que él tenia lagrimas saliendo de sus ojos cuando entendió la gran tragedia de cuando el pecado entró al mundo.  En verdad, lo entendió y me sorprendió ver cuan poderosa la palabra de Dios es. Aprender estas lecciones de la Historia de Esperanza es una manera poderosa de recordar el gran plan de salvación de Dios desde el principio hasta el fin.  Espero poder seguir compartiendo las historias que aprendí con los demás.” Después de compartir esto con Tomás, ella pidió más herramientas para ayudar a seguir compartiendo con otros.

Una parte de nuestro equipo misionero de SIM Ecuador se ha enfocado en apoyar iglesias pequeñas en la parte rural de Cariamanga.  Existen algunas iglesias evangélicas en esta parte, pero ha habido problemas de desunión y desanimo entre los pastores.  Al hablar con los pastores sobre cómo les gustaría que les apoyemos; nos pidieron ayuda en discipular a sus iglesias.  Usando el material “La Historia de Esperanza” (un panorama de la Biblia, desde Génesis hasta Apocalipsis, que presenta la historia de salvación exponiendo la esperanza que tenemos en Jesucristo), nuestro equipo viajó de dos en dos durante un periodo de 3 meses para compartir estas sesiones con un grupo de creyentes que se congregan en distintas iglesias.  Nuestra misión ha sido colaborar con los creyentes locales para enseñarles y ayudarles a entrenar a otros en su habilidad de compartir el evangelio. 

Murray, uno de los misioneros de SIM que hizo parte de este esfuerzo, expresó lo emocionante que fue ver a los creyentes locales asirse de estos grandes conceptos de la historia de la salvación de Dios y escucharlos recontar las historias en sus propias palabras mientras practicaban el uno con el otro.  “Es muy clave para creyentes en esta parte del sur del Ecuador tener una comprensión cabal de lo que creen para así estar firmes a la hora de verse confrontados con falsas enseñanzas de unitarios, mormones, y testigos de Jehová.  Cuando la verdad de Dios es entendida, ésta eclipsa cualquier falsedad.”

- Ore por creyentes que se sienten aislados en partes rurales de la Provincia de Loja.
- Ore por unidad entre los pastores y iglesias en esta área.
- Ore por mas misioneros en las partes rurales.