Luchando por pureza

By César Israel Rodriguez and Rebecka King | Ecuador in América del Sur

Por muchos años, Dios ha estado tocando los corazones de miembros del equipo de SIM Ecuador para que entren en el campo de batalla de personas que luchan contra la adicción a la pornografía y el pecado sexual. La pandemia de COVID-19 en Ecuador trajo un confinamento completo y con ello vino una urgencia aún mayor para la redención de Dios en esta área.

Cuando comenzó el encierro, como equipo oramos y preguntamos: "Dios, ¿de qué manera podemos seguir sirviendo a los jóvenes de Loja, cuando no podemos verlos físicamente?"

Luego, un querido amigo me envió un mensaje: “Israel, volví a caer otra vez. Necesito ayuda." Mi amigo había vuelto a ser víctima del pecado de la pornografía.

Durante la pandemia, nos dimos cuenta de un problema grave: el aislamiento estaba llevando a muchos jóvenes, como a mi amigo, a buscar refugio en las mentiras destructivas del pecado sexual como la pornografía. Esto nos llevó a iniciar un desafío bíblico de 31 días llamado "Luchando por pureza", que abordó el tema de la pureza sexual para los hombres. Durante esos 31 días, meditamos en la Palabra de Dios, oramos, lloramos, los alentamos y desafiamos a los jóvenes a encontrar la libertad en Dios a través del poder de Cristo para vencer este pecado.

¡A través de esta iniciativa, Dios transformó vidas!

Luego de haber completado el desafío, un joven compartió: “Las redes sociales nos rodean en todo momento, y con cada clic se pueden abrir páginas muy tentadoras. Durante el desafío pude conocer muchas cosas para combatir el pecado de la pornografía. He aprendido herramientas prácticas y cómo enfocarme en Dios que siempre está conmigo. Esto me ayuda a sobrellevar esa lucha diaria y si lo busco a él, encontraré paz.

Otro hombre dijo: “Estoy muy agradecido con Dios por lo que hizo en mi vida a través de este ministerio. Este viaje me ayudó a comprender que el pecado nos está devastando. Me afectó mucho y me di cuenta de cómo también estaba destruyendo mis relaciones. Pero no podemos liberarnos solos, y para mí, parecía que no existía salida. Pero durante el desafío, sentí que estábamos luchando en compañía. El Señor ha brindado apoyo a través de relaciones muy bendecidas. Y sobre todo, me impactó saber que Jesús ya pagó por cada uno de mis pecados y que su evangelio estaura nuestras vidas a través de su sacrificio, muerte y resurrección.”

La lucha por la pureza sexual no terminó cuando terminó el desafío. Sabemos que Satanás continúa trabajando para engañarnos y, por lo tanto, no debemos dejar de pelear. En la actualidad continúo reuniéndome con este grupo de hombres una vez por semana para animarnos, orar, estudiar la Biblia y mantener una rendición de cuentas. Es alentador ver a algunos de ellos están replicando este estudio con amigos de sus iglesias locales.

Además, unas compañeras del equipo de SIM Ecuador, Rebecka King, Rachel Wilson y Sandry Ludeña, iniciaron el mismo desafío con mujeres de distintos lugares de Ecuador. Están reuniéndose virtualmente y lidiando con la lucha que también enfrentan las mujeres en esta área. Después de pocas horas de publicar la invitación al estudio de mujeres, ya no había cupos. Ahora, hay una lista de espera de 40 mujeres más.

¡Las mujeres también han visto a Dios obrar de maneras increíbles! Una mujer dijo: “Todas las semanas, mi mente y mi corazón están derribando los obstáculos que tengo y que me impiden atesorar y conocer a Dios. Aunque el tema ha sido la pornografía, el estudio ha sido de mucha bendición en otras áreas de mi vida, como mi relación con Dios. Ha sido una muy buena experiencia para mí”.

Estamos agradecidos de que Dios satisfaga estas necesidades espirituales durante este tiempo.

Como dice Mateo 25:35, el Señor Jesús nos recibe y nos ayuda en nuestras luchas: "Porque tuve hambre y ustedes me dieron de comer. Tuve sed y me dieron de beber. Fui extranjero y me hospedaron.”

Oremos juntos para que...

• Dios siga fortaleciendo y animando a todos los participantes en su lucha por pureza sexual

• Dios use esta iniciativa en las iglesias para transformar más vidas

• Dios abra nuevas oportunidades de ministerio para llegar a los jóvenes a través de las redes sociales